Logo Heel

Enviar sugerencias

botiquinUN PEQUEÑO BOTIQUÍN HOMEOPÁTICO

 

 CONSEJOS

                                                                                   Ir a medicamentos 

 

            Aunque en muchas ocasiones es imprescindible el recurso a los medicamentos convencionales (por ejemplo un antibiótico en unas anginas pultáceas), tener con nosotros unos cuantos medicamentos homeopáticos (en casa o en la maleta durante un viaje) nos reportará un beneficio singular y, en muchas ocasiones, insustituible.  Lo importante es tener los diferentes medicamentos que consideremos que nos puedan ser útiles cerca de nosotros, para evitar tener que encargarlos en caso de necesidad, dado que la instauración de un tratamiento precoz es fundamental para un resultado eficaz.  A tal efecto, distribuyo a mis pacientes un listado de remedios homeopáticos similar a éste, al que titulé, hace ya muchos años, “guía básica de homeopatía para vacaciones y fines de semana”, puesto que son los momentos en que no se suele localizar al médico, ni está abierta la farmacia habitual.

            No es éste el lugar para hablar de posología.  Sin embargo, quisiera hacer una matización con respecto a la dilución a tener.  Para la mayoría de casos agudos, una dilución 7 CH puede ser útil para casi todos los medicamentos descritos a continuación.  Sin embargo, la dilución del remedio homeopático no es lo más importante, pudiendo utilizar en un caso agudo prácticamente cualquier potencia, puesto que, como acabo de decir, lo más importante es el inicio temprano del tratamiento.  En efecto, si comienza a dolernos la garganta y observamos que tenemos una faringe eritematosa, la toma de Belladonna a cualquier dilución, justo desde el primer momento, va a hacer que dicha situación clínica regrese inmediatamente, en ocasiones incluso tras la primera dosis.  Sin embargo, si no tenemos el medicamento en una determinada dilución y tenemos que ir a adquirirlo en la farmacia o, peor aún, si lo tenemos que encargar, muchas veces el medicamento ya no va a servirnos prácticamente para nada, puesto que será muy difícil darle la vuelta al proceso natural de la afección.

            Igualmente relacionado con la posología, y advirtiendo frecuentes errores en la toma por parte de pacientes poco familiarizados con la homeopatía, lo más importante es la frecuente repetición de la dosis hasta obtener una adecuada mejoría.  Tomar unos gránulos dos veces al día no sirve apenas para nada en un proceso agudo.  En un caso agudo o sobreagudo, como una quemadura por ejemplo, la repetición deberá ser cada cinco minutos o incluso más frecuentemente, espaciando progresivamente en función de la mejoría.  Ésta es la llamada regla de oro de la posología en homeopatía.  Nunca hay que temer ninguna toxicidad a las dosis homeopáticas, ni es cierto que una repetición frecuente tenga que agravar ninguna dolencia.

            Establecidas estas breves pero imprescindibles premisas, pasemos a describir una veintena larga de medicamentos, que nos van a rendir un gran servicio.

 

                                                                                          Dr. Xavier Díez Llambrich

 

Jornada PHz

 

logo PHz

 

Banner_Boiron

Colaboradores

Logo-Boiron   logo heel colaboradores

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas lea nuestra política sobre cookies.

Acepto las cookies de este sitio